Optimizan las plantas de potabilización de agua de Aqsur en municipios del Departamento Atlántico Sur

La operadora Aguas del Sur del Atlántico E.S.P. (Aqsur) está llevando a cabo un proceso de optimización de sus plantas de potabilización de agua en el Departamento Atlántico Sur. El proyecto, activo en la actualidad, se desarrolla a través de la sociedad formada por la multinacional Idrica (Aguas de Valencia) y Naunet (Saur) desde hace más de 4 años.

El proyecto planteó en su inicio una evaluación preliminar con el fin de conocer las condiciones de operación de cada planta mediante visitas y la verificación de los parámetros operativos. Aqsur cuenta con cinco plantas convencionales ubicadas en los municipios de Luruaco, Repelón, Campo de la Cruz, Santa Lucía y Manatí, y dos plantas compactas en los corregimientos de Compuertas y Rotinet.

Estas difieren entre sí en sus unidades de proceso (floculadores, sedimentadores, filtración y desinfección), así como en sus fuentes de abastecimiento, “por lo que fue necesario realizar un seguimiento de la operación particular para cada caso”, apunta el jefe de producción de Idrica Colombia, Alfredo Castro.

Entre otros, se evaluó el nivel del caudal de entrada, la concentración, dosificación y volumen de los productos químicos, y los atributos de calidad relacionados al pH, color, turbiedad y presencia de cloro en el agua. De igual manera, se revisaron las condiciones de operación de cada planta según las condiciones de captación del agua, las horas de bombeo y el rendimiento global.

Para el directivo, los tres grandes componentes fundamentales para optimizar las plantas fueron: la revisión del funcionamiento tecnológico y técnico de la infraestructura; la optimización de los parámetros en la dosificación de los químicos, y la capacitación permanente al personal. “Es fundamental para el buen funcionamiento de las plantas que el operador esté preparado, para ello, se debe mantener un programa de capacitación constante, desarrollando talleres prácticos que permitan al personal encargado tomar buenas decisiones, aplicando los conceptos aprendidos, e incluso proponer ideas de mejora” indica Castro.

Ahorro de operación, mejora de acceso y calidad del agua

En términos económicos y financieros, se ha logrado una disminución mensual de los costos de operación de las plantas del 32% en el municipio de Repelón, y del 20% en Luruaco. De igual forma, mediante la implementación de las medidas propuestas se calculan ahorros de operación de hasta un 42% mensual en Manatí.

El proyecto, además, ha logrado un aumento significativo de los usuarios de acueducto, pasando de 16.653 en 2018 a 24.404 en julio de 2022, mostrando así una mejora porcentual del 46,5%. Para lo correspondiente a usuarios de alcantarillado, se ha logrado pasar de 4.349 a 11.438, consolidando un crecimiento a la fecha de un 264%.

Con respecto a las coberturas para el abastecimiento de agua y el acceso a saneamiento básico, estos 7 municipios presentaban en 2018, coberturas de 69% en acueducto y 19% en alcantarillado. Actualmente, estos indicadores se ubican en 99% y 47% respectivamente, alcanzando así una mejora de 30 puntos porcentuales para la cobertura de agua potable y de 29 puntos porcentuales para el alcantarillado.

En términos de continuidad, estos municipios contaban con un servicio de acueducto de 4 a máximo 12 horas al día. La mayoría de ellos no superaban las 6 horas de prestación. Posterior a las mejoras implementadas, Campo de la Cruz, Santa Lucía y Luruaco han podido contar con un servicio continuo de 24 horas todos los días.

La eficiencia y sostenibilidad de la potabilización, clave en la gestión integral del recurso hídrico

“El cumplimiento de las metas alrededor del acceso al agua potable ha puesto de manifiesto la necesidad de generar soluciones que garanticen la eficiencia y sostenibilidad de los procesos de potabilización de los sistemas de acueducto. Todo ello, dentro de una visión de gestión integral del recurso hídrico” concluye el jefe de producción de Idrica Colombia, Alfredo Castro.

El agua es un componente fundamental del crecimiento económico y social de los países. Por esta razón, diferentes organismos internacionales, como el Banco Mundial y las Naciones Unidas, han recalcado la importancia de que las operadoras realicen las inversiones e intervenciones requeridas para fortalecer su capacidad en el suministro de agua potable, de forma segura y sostenible. “Estas intervenciones deben ser acompañadas por políticas encaminadas a promover la eficiencia hídrica y mejorar la distribución del agua” (Banco Mundial, 2021).

Artículos relacionados

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]