5 ventajas de la sostenibilidad digital en el sector del agua

La sostenibilidad digital, elemento clave en los tiempos actuales, nace de la profunda transformación digital que deben afrontar las empresas y de la necesidad que estas tienen de explotar sus datos aportando valor. Sin embargo, conocer qué es y cómo se puede ser sostenible digitalmente en el sector del agua puede ser clave en aspectos como agilidad, operatividad y ahorro de costes.

La sostenibilidad digital se ha convertido en un elemento indispensable en estos tiempos. A pesar de haber vivido diferentes revoluciones industriales, ninguna de ellas es equiparable a la denominada Revolución Industrial 4.0, que conlleva una profunda transformación digital de las empresas. No se trata únicamente de cambios tecnológicos, sino de cambios en la cultura de la empresa, en la manera de comunicarnos, en la agilidad de las organizaciones y hasta en las diferentes estrategias a llevar a cabo. Pero siempre, con la explotación de datos como telón de fondo.

Ante estos cambios, las empresas del sector del agua han de implementar cambios que les permitan ofrecer un mejor servicio, aprovechando las características de esta nueva transformación industrial: 5G, mayor agilidad operativa, interconexión, mayor cantidad de datos, y acceso a la información, por citar algunas. No obstante, estos cambios han de venir precedidos de un análisis completo de todas las áreas que componen la empresa y que son, también, susceptibles de mejora.

Sin embargo, hay que señalar la diferencia entre digitalización sostenible y sostenibilidad digital. Si bien es cierto que la primera hace referencia al uso de la tecnología de manera respetuosa con el medioambiente, la sostenibilidad digital en el sector del agua se puede explicar como el proceso por el que las empresas pueden acceder y explotar sus datos gracias a soluciones y aplicaciones inteligentes que les permiten unificar estos datos, independientemente de los proveedores. Chema Nebot, Jefe de Desarrollo de Negocio de Idrica, señala, a este respecto, que la sostenibilidad digital “supone que toda la empresa hable el mismo lenguaje, siendo capaces de crear indicadores de mejora (KPI) y cuadros de mando que les permitan tomar las mejores decisiones”.

Ventajas de la sostenibilidad digital en el sector del agua

Tal y como señalaba el directivo de Idrica, la sostenibilidad digital permite a las compañías mejorar su comunicación, homogeneizando el lenguaje y evitando los silos de información. Sin embargo, existen otra serie de ventajas que también deben ser tenidas en cuenta:

  • escalabilidad
  • durabilidad
  • mejora de la gestión operativa
  • reducción de costes
  • interconexión

1.- Escalabilidad

En este sentido, la sostenibilidad digital de las empresas del agua permite a estas garantizar el buen funcionamiento del sistema independientemente del número de usuarios. En este caso, estaríamos hablando de escalabilidad horizontal. Existe, también, una escalabilidad vertical por la que, para dar respuesta a un número elevado de usuarios, se añadirían más recursos.
En cualquiera de sus formas, la sostenibilidad digital garantiza que el sistema responde a pesar del incremento de usuarios y de datos.

2.- Durabilidad

La sostenibilidad digital garantiza un mayor ciclo de vida de los sistemas gracias, en parte, al propio proceso de digitalización, en el que, o no es necesario contar con varios proveedores, o se implementan soluciones como GoAigua, una herramienta que ofrece una visión holística de los componentes digitales operativos de las infraestructuras, aglutinando todos los sistemas en uno solo, homogeneizando lenguaje y favoreciendo el que no haya que cambiar partes de sistemas constantemente para lograr esa coordinación.

3.- Mejora de la gestión operativa

Como se apuntaba previamente, la sostenibilidad digital en el sector del agua permite a la empresa hablar un mismo idioma, y esto va a redundar en mejoras en la gestión operativa: mayor control de las situaciones, alertar en tiempo real de posibles incidencias, mayor agilidad de respuesta, y mejora de las funciones en general, gracias a la posibilidad de automatización.

4.- Reducción de costes

Como consecuencia de la durabilidad y de la mejora de la gestión operativa, la sostenibilidad digital permite la reducción de costes a las empresas, ya que no va a ser necesario el recambio de infraestructuras, dilatar los procesos en el tiempo o implicar a más actores durante estos mismos procesos.

5.- Interconexión

Sin duda, una de las principales ventajas reside en la capacidad de interconexión entre sistemas para aglutinar datos y tener recomendaciones de actuación gracias a la información en tiempo real.

Así mismo, esta interconexión permite romper los silos de información.

Proceso de digitalización de las gestoras

En este sentido, Jorge Helmbrecht, Business Development Manager de Idrica, aseguró en el Encuentro digital de UPM Water, de la Universidad Politécnica de Madrid, celebrado a finales de octubre, que la digitalización “es clave en la conservación de los recursos hídricos, para ayudar a la toma de decisiones y para mejorar la gestión de la demanda”. Por esta razón, es fundamental conocer el proceso de digitalización de las gestoras para poder dar respuesta a estos retos y entender, también, por qué es fundamental la sostenibilidad digital.

De esta forma, se podría hablar de dos procesos diferenciados:

  1. Por un lado, el proceso conocido como bottom-up, de abajo hacia arriba. En este caso, la digitalización se va realizando de manera secuencial, a medida que van surgiendo problemas concretos o se quiere mejorar algún indicador de trabajo: fugas, detección de anomalías.
    Es una implementación rápida y de resultados rápidos. Sin embargo, puede correrse el riesgo de incrementar los silos de información, complicando así la operatividad.
  2. Por el contrario, existe también el proceso top-down, de arriba hacia abajo, en el que la digitalización se realiza de manera meditada, siguiendo una hoja de ruta, y en la que está involucrada toda la compañía ya que, además, supone un cambio de mentalidad general.
    Al ser un cambio holístico, requiere de mayor esfuerzo, aunque los resultados, planteados a medio y largo plazo son más sustanciales.

En cualquiera de los casos, la digitalización es un proceso necesario en las empresas del sector del agua, que han de redefinir sus procesos y su cultura organizativa para estar a la altura de las actuales circunstancias. Y en este proceso, la sostenibilidad digital debe ser un elemento a tener en cuenta para ser más eficientes en la gestión hídrica, ofrecer un mejor servicio a los consumidores y reducir la huella de carbono.

Artículos relacionados

IWA digital water summit
Blog

Idrica patrocina el IWA Digital Water Summit

Los próximos 29 de noviembre a 2 de diciembre se celebrará en Bilbao la primera edición del IWA Digital Water Summit, un evento de referencia en la digitalización del sector del agua que contará con la participación de expertos globales, operadoras y proveedores de tecnología.

Ver artículo
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]